• facebook-ico
  • twitter-ico
  • googleplus-ico
  • linkedin-ico
  • youtube-ico
  • instagram-ico
  • pinterest-ico
954 775 245

Consejos para tu mascota en Coria del Río

separador recurso gráfico

Guías y consejos


A continuación, ofrecemos una serie de consejos para tu mascota. Si quieres conocernos mejor, visítanos en Coria del Río o llámanos. En Gran Plaza estamos a tu completa disposición.

Cuidado del cachorro

Alimentación

Los cuidados del cachorro deben comenzar por una buena alimentación. Actualmente existen en el mercado una gran variedad de marcas de pienso para cachorros, caracterizados por un mayor aporte de proteínas, un mayor número de kilocalorías y una relación calcio/fósforo adecuada a sus necesidades.
 
La transición de la leche materna o maternizada a otros alimentos debe hacerse de forma gradual. Durante el cambio a alimento sólido, le ofreceremos al perro una mezcla de alimento para cachorros con agua (en proporción 1:3) formando una papilla. Para hacer que el perro coma, colocaremos la papilla en un plato no demasiado profundo y haremos que nuestro animal toque con sus labios el alimento, o ponemos un dedo sobre la papilla y luego lo llevamos hasta la boca del perro. Una vez que coma bien, se irá reduciendo gradualmente la proporción de agua hasta que le ofrezcamos el alimento seco.
 
No recomendamos que se complemente la alimentación con carne, excedente de nuestra mesa u otro tipo de alimentos, ya que casi con toda seguridad crearemos un animal de gustos caprichosos en cuanto a la comida (preferirá otra comida a su pienso) y además podemos crearle deficiencias o excesos nutricionales.
En lugar de mantener el alimento disponible para el perro en todo momento le recomendamos dejarlo sólo por un tiempo limitado. En cada comida, se le darán 20 minutos al perro y después se quita el plato con lo que sobre. Hasta que finalice el periodo de crecimiento de nuestro perro (aproximadamente 1 año) es conveniente alimentarlo 3 veces al día, a intervalos regulares y dividiendo la dosis recomendada por el fabricante entre las 3 tomas. Por supuesto siempre tendremos agua fresca en un cazo limpio a su disposición.

Vacunación

Una vez resuelto el problema de la alimentación, tendremos que preocuparnos por la salud de nuestro nuevo compañero. El programa sanitario de los cachorros comienza con la desparasitación de los mismos, cosa que haremos como mínimo con una semana de antelación a la primera vacuna. Ésta se le administrará entre los 45 y los 60 días y lo cubriremos contra las cuatro enfermedades más comunes en el perro, como son el moquillo, la hepatitis, la parvovirosis y la leptospirosis. Con posterioridad, le pondremos una segunda dosis de recuerdo a los 20-25 días de la primera vacuna. Ambas vacunas pueden dar ciertos efectos secundarios sobre nuestro animal, de tipo leve y pasajero (fiebre, depresión, etc.), dentro de las 6 - 12 primeras horas.
 
En el transcurso de los siguientes meses le pondremos las dos primeras vacunas de rabia, pero recordar que para esto primero debe ser implantado el microchip.

Por encontrarnos en una zona en la que las condiciones ambientales de temperatura y humedad, favorecen la presencia de numerosos mosquitos, es conveniente informarse para proteger la salud de tu mascota y de tu familia. 

En los años sucesivos sería recomendable ponerle dosis anuales de recuerdo para cada vacuna.​

Adiestramiento

Con los perros la clave de su adiestramiento consiste en ofrecerles recompensas por hacer lo correcto, antes de castigarles por hacerlo mal. Cuando enseñe al animal a hacer sus necesidades, asegúrate de sacarlo después de cada comida y cada dos horas entre comidas. Prémialo cuando utilice el lugar adecuado. Emplea únicamente una voz fuerte si lo encuentras ensuciando la casa. La corrección de un incidente casero sólo será efectiva si se realiza inmediatamente, de otra manera, tu perro no lo entenderá.

Viajar con nuestra mascota 


La planificación del viaje también incluye a nuestra mascota. Es importante tener en cuenta dónde viajamos y si puede acompañarnos. Hoy en día hay en toda España multitud de estancias hoteleras que admiten mascotas. www.seadmitenmascotas.com
 
También es importante tener en cuenta, en caso de que nos acompañe, la duración del trayecto siendo preciso efectuar varias paradas para que tanto el conductor como la mascota puedan reponer líquidos, relajarse y caminar unos minutos.
 
El transporte siempre debe realizarse en el transportín reglamentario y en la zona habilitada en el vehículo para nuestra mascota, separada por una rejilla del resto de ocupantes.
 
Si no pudiera acompañarnos, es necesario planificar con tiempo en qué residencia dejarlo e informarse de las vacunas necesarias para entrar en dicha residencia. Ah! y no se debe nunca olvidar la documentación necesaria para viajar, que incluye su cartilla con el calendario de vacunaciones.

Gran Plaza perro de vacaciones

Pérdida de nuestra mascota

Toda mascota identificada tiene un registro en una base de datos del Registro Andaluz de Identificación Animal (RAIA). Ante la pérdida, es necesario comunicar con tu veterinario para que incluya en este registro la notificación de pérdida. También puedes llamar directamente al RAIA mediante el teléfono 954 54 27 01.
 
Además, es importante que notifiques a la Policía Local la desaparición.

La castración

¿Qué es la castración?

La eliminación de los órganos sexuales quirúrgicamente haciendo desaparecer los procesos hormonales, perdiendo las hembras el celo y los machos el vicio del marcaje y la territorialidad.

¿Por qué castrar a mi mascota?

En las hembras se evitan la piometra y algunos tumores mamarios, además de embarazos indeseados que dan lugar a abandonos de cachorros y superpoblación de perros y gatos callejeros. En los machos tumores testiculares, hernias perianales y varios tipos de quistes y tumores prostáticos.

También se solucionan ciertos tipos de conducta.

Leishmaniosis canina

¿Qué es?

La leishmaniosis es una enfermedad parasitaria de curso más o menos crónico, que afecta al perro, al hombre y a muchos roedores, causada por un parasito intracelular, provocando en ellos una sintomatología que, en muchos casos, conduce a la muerte del animal.

¿Cómo se produce?

El parásito productor de la enfermedad es del Género Leishmania.

La transmisión de la enfermedad es siempre a través de un mosquito, el flebotomo: el perro enfermo lleva en la sangre gran número de parásitos. La hembra del mosquito, a través de la picadura, ingiere sangre con leishmanias del animal parasitado.

En una nueva picadura introduce el parásito en el torrente sanguíneo de un animal sano o de una persona. A partir de ahí se inicia la enfermedad, invadiendo  diferentes órganos internos y afectando a la respuesta inmunológica del animal.

¿Qué sintomas provoca?

Son muy variados porque hay varias formas de manifestación de la enfermedad: lesiones en la piel, lesiones oculares y alrededor de los ojos, lesiones articulares, crecimiento exagerado de las uñas, problemas renales, problemas intestinales, hemorragia de la cavidad nasal, hemorragia de la  mucosa oral.

Diagnóstico

Podemos diagnosticar la enfermedad en el periodo latente, pero es necesario acudir a las técnicas laboratoriales para detectar el parásito. Estas técnicas se basan en  la observación de leishmanias o en la detección de anticuerpos producidos como respuesta a la presencia del parásito en el interior del organismo del animal.

¿Un perro con leishmania puede contagiar a una persona?

La Leishmania también afecta al ser humano pero nunca se transmite de forma directa del perro al hombre.
Para que una persona se contagie debe ocurrir:
  • El flebotomo pica a un perro con leishmania.
Debe pasar aproximadamente una semana para que ese flebotomo sea infectante.
El mismo flebotomo pica a una persona y se le transmite el parásito.

Por tanto, una persona que tenga un perro con leishmaniosis no debe adoptar ninguna medida especial para no contagiarse, solo debe preocuparse de tratar la enfermedad del animal y prevenir las picaduras de mosquitos.

¿Cómo puedo prevenir esta enfermedad?

El uso de pipetas y collares repelentes, aunque no impiden la picadura del mosquito al 100%, son imprescindibles para reducir las posibilidades de que nuestro perro sea infectado.

Actualmente, existen  tratamientos específicos para prevenir la leishmania, cuya función no es otra que la de reforzar la respuesta inmune celular de nuestro perro. 

Recomendaciones para el propietario:

  • La transmisión de la enfermedad va asociada al momento de mayor actividad de los flebotomos, al atardecer y anochecer, por lo que se aconseja no sacar al perro en estas horas y especialmente entre la primavera y el otoño.
  • Realice un chequeo anual a su perro para determinar si posee o no el parásito. 

Te ayudamos a cuidar de tu mascota, ven a conocernos en Coria del Río.